BUTIREX C4: ¿Cuál es la dosis adecuada de ácido butírico en pollos?

BUTIREX C4: ¿Cuál es la dosis adecuada de ácido butírico en pollos?

BUTIREX C4: ¿Cuál es la dosis adecuada de ácido butírico en pollos?

Autores: Dr. Javier Sánchez y Dra. Beatriz Saldaña

               Novation

El ácido butírico es un ácido graso de cadena corta de uso generalizado en la nutrición de pollos. Desde hace más de 20 años, BUTIREX C4 (Butirato de sodio protegido) se ha posicionado como una de las fuentes de ácido butírico de referencia en el mercado avícola con resultados consistentes sobre los siguientes parámetros productivos y fisiológicos:

1. Incremento del consumo (especialmente en primeras edades).

2. Desarrollo del epitelio intestinal.

a.Incremento de la longitud de las vellosidades.

b. Mejora de la capacidad de absorción y digestibilidad de los  nutrientes (GMD e IC).

c. Reparación del epitelio lesionado.

3. Mantenimiento de la integridad intestinal.

a. Refuerzo de las uniones estrechas entre enterocitos.

b. Control de la permeabilidad intestinal.

4. Control de los mediadores de la inflamación.

a. Incremento de la producción de citoquinas antiinflamatorias.

b. Disminución del gasto energético.

5. Control de patógenos y modulación de la microbiota.

a. Efecto bactericida.

b. Control de salmonela.

c. Incremento de la población ácido láctica.

Sin embargo, para alcanzar estos objetivos es necesario saberqué fases de la vida del pollo son más determinantes para que el producto exprese todo su potencial y, sobre todo, cuáles son

las dosis óptimas para lograr maximizar la salud e integridad intestinal y, por lo tanto, el beneficio económico y productivo.

Dosis efectivas vs Dosis comerciales

Desde la prohibición de los APC (Antibióticos Promotores de Crecimiento) en la UE, el empleo de ácidos orgánicos puso de manifiesto la gran efectividad que tienen este tipo de productos en el alimento por su poder acidificante, bactericida, regulador de la capacidad tampón o por su valor nutricional, entre otras muchas funciones, convirtiéndose posiblemente en el grupo de aditivos más utilizados.

En un principio se establecieron dosis de empleo altas que se mostraban muy eficaces y que los animales toleraban perfectamente. Con el paso del tiempo y buscando sinergias adecuadas entre ácidos, las dosis de cada producto se fueron bajando, pero manteniéndose aún en concentraciones activas funcionales y efectivas.

Sin embargo, actualmente y por motivos puramente comerciales, cada vez es más frecuente observar que las concentraciones en algunas mezclas de ácidos, por su bajo nivel de inclusión, parecen mera cosmética o que las recomendaciones de empleo individualizado de algunos de estos ácidos por separado no llegan a las dosis mínimas requeridas para expresar algún beneficio en el animal.

Los aditivos, usados por debajo de la dosis requerida, afectan negativamente a los costes de producción

El caso de los productos basados en butírico (butiratos y ésteres de ácido butírico o butirinas) no ha sido una excepción. Cada vez es más frecuente observar en el mercado dosis muy bajas, que resultan ineficaces y que, evidentemente, encarecen el coste de producción. En muchas ocasiones esto se traduce en la inconsistencia que ofrecen los resultados.

Empleo de ácido butírico de 0 a 21 días

Como comentamos en nuestro anterior artículo “BUTIREX C4: efectos sobre el incremento de consumo y su impacto nutricional en el pollo de 0 a 14 días. (Actualidad Avipecuaria 86), los primeros días de vida constituyen el mayor desafío para el animal: bajos consumos de alimento, bajo peso, elevada mortalidad, desarrollo y maduración del digestivo, problemas de permeabilidad intestinal, etc. Por este motivo, es esta fase donde podemos sacar el mayor potencial a los efectos del ácido butírico. Nuestra experiencia en estudios realizados a diferentes dosis de BUTIREX C4 muestran que a medida que se aumenta la dosis de BUTIREX C4 en el pienso de animales jóvenes (pollos de 0 a 21 d de edad), tanto la GMD como el IC mejoran linealmente (Gráficas 1 y 2).

Gráficas 1 y 2. Influencia del nivel de inclusión de BUTIREX C4
en pollos de 0 a 21 días de edad sobre la Ganancia Media Diaria
y el Índice de Conversión (Brasil, 2019).

En pollos jóvenes, el ácido butírico es dosis respuesta

Además, teniendo en cuenta el bajo consumo del pollo las dos primeras semanas de vida (unos 500 g por pollo aproximadamente), el empleo de BUTIREX C4 a dosis de 0,1% o mayores está plenamente justificado para lograr los mayores beneficios tanto productivos como económicos. Es indudable que BUTIREX C4 es un nutriente fundamental en las primeras semanas, donde sus efectos sobre el consumo del ave se observan de manera constante y hay una gran repercusión sobre el desarrollo digestivo, la ganancia de peso y la conversión del alimento.

De igual manera, podemos constatar cómo dosis elevadas de BUTIREX C4 permiten obtener rendimientos similares o superiores a los de un control positivo (Enramicina) y cómo dosis más bajas (500 g), a pesar de obtenerse resultados inferiores respecto a dosis más altas, ofrecen resultados productivos mejores que otros productos como las Butirinas (Gráficas 3 y 4).

Gráficas 3 y 4. Efecto de BUTIREX C4 a diferentes dosis (500, 750 y 1000 g/Tn) sobre la Ganancia Media Diaria y el Índice de Conversión frente a Enramicina y Di-Tributirinas, de 0 a 21 días de edad
(Brasil, 2019).

Empleo de ácido butírico desde los 21 días de vida hasta el faenado

A partir de las tres semanas de vida el animal se enfrenta a grandes desafíos digestivos que ocasionan importantes problemas de disbiosis y permeabilidad intestinal. Estos cursan principalmente con inflamación, pérdida de absorción de nutrientes y problemas de digestibilidad.

En este periodo, el efecto del BUTIREX C4 va a producir un incremento lineal sobre el consumo de pienso, lo que se traducirá en una mayor ganancia de peso conforme empleemos dosis crecientes de producto. Sin embargo, en animales adultos, el efecto del BUTIREX C4 sobre la capacidad de absorción y digestibilidad de nutrientes, que queda patente en los resultados sobre el índice de conversión, tiene efecto incluso con las dosis más bajas de empleo (Gráficas 5 y 6).

Gráficas 5 y 6. Efecto de BUTIREX C4 a diferentes dosis sobre
la GMD de 21 a 40 días de vida y sobre el IC de 35 a 40 días de
vida.

En pollos adultos, dosis bajas de ácido butírico tienen gran efecto sobre la digestibilidad.

Empleo de BUTIREX C4 bajo un escenario de altos precios de materias primas

Bajo un escenario de costes de materias primas altos, mejorar la eficiencia alimenticia tiene un retorno de la inversión mayor que con un marco de precios bajos.

En este sentido, aprovechando los efectos de BUTIREX C4 sobre la digestibilidad de todos los nutrientes (energía, aminoácidos, minerales, etc.), en la situación actual de costes de materias primas, el empleo a lo largo de la vida del animal, incluso a bajas dosis, está plenamente justificado.

Cuando los precios de las materias primas están altos, solemos ser reticentes a emplear determinados productos que pueden ayudarnos significativamente a aliviar el coste.

Pero de nuevo, el beneficio económico que obtengamos del uso de productos mejoradores de la digestibilidad va a depender de su eficacia con relación a la dosis usada. En este sentido, el beneficio económico de BUTIREX C4 fue 10 veces más alto que con el empleo de las di-tributirinas (95% vs 85%, siendo 100 la referencia del control positivo con enramicina; Gráfica 7).

Gráficas 7. Efecto de BUTIREX C4 a bajas dosis sobre el Índice de Producción y el beneficio económico vs Di y Tributirinas y grupo control (Enramicina).

Conclusiones: el ácido butírico es ampliamente efectivo en la producción avícola, tanto técnica como económicamente. Para maximizar los resultados se debe emplear la dosis adecuada, y ésta depende de la edad del animal y del objetivo a alcanzar.

 

Phone: 01 476 1528
Fax: +51 998 148 703
Av. La Encalada 1171 Of. 802
Urb. Centro Comercial Monterrico Santiago de Surco Lima